Autoconocimiento

Acercarse al Autoconocimiento para seguir creciendo

El autoconocimiento es básico para trabajar aspectos de mi persona que no me gustan y quiero cambiar, es decir, descubrir quién soy, saber qué fortalezas y qué debilidades tengo, qué me gusta y que no gusta de mí y acercarme a aquello que como persona me perfecciona y me hace mejorar día a día. Todo un reto en éste tiempo tan cambiante y necesitado de tantos valores por desarrollar y potenciar hoy día.

Cuando miro hacia mi interior me hago consciente de quién soy, sin juzgarme y reconociendo todo lo que soy. En ése reconocimiento tengo que saber quién soy y no sólo pensar que soy de una determinada manera porque lo crea o lo piense, sino haciéndome cargo con el convencimiento y el trabajo personal de observarme interiormente, en soledad y con los demás, despertando cada día que amanece, por la noche en el momento de cerrar los ojos, en los momentos más complicados y en lo más sencillos. Mirar y ver lo mejor y lo peor de mí mismo, cuando me veo como soy en la relación con los demás y conmigo a la vez me voy descubriendo y explorando…

Para descubrir quiénes somos verdaderamente hemos de escucharnos y vernos reflejado en el espejo de los demás. Hay miles de espejos en los que te mirarás para saber quién eres y aunque no determinen tu identidad sí te ayudarán a que tu imagen sea más completa. Es sorprendente cómo no escuchamos a los demás, cómo sólo vemos en los demás aquello que nos interesa y desechamos lo que nos disgusta de nosotros, por ejemplo, si alguien me dice que soy irritable yo no puedo vivir gritando y exaltándome “¡No, el irritable eres tú!”, sin darme la oportunidad de preguntarme qué hay de cierto en éste comentario.

Autoconocimiento

Hay que mirarse mucho y escuchar mucho lo que otros ven en nosotros. No aceptar de entrada todo lo que los demás nos dicen y venga de quién venga, sino preguntarnos que los que nos quieren ya sean familia o amigos tienen algo de cierto en lo que nos dicen a pesar de que a primera vista no lo percibamos. Para ello, es necesario mostrarse tal cual uno es, sin esconderse, sin personajes, sin engaños y así uno se irá conociendo poco a poco porque cuanto más auténtico sea y más escuche a los demás más sabré sobre mi mismo.

Beatriz Muñoz
Sígueme

Beatriz Muñoz

Psicóloga por vocación, apasionada de mi profesión y exploradora del ser humano. Descubriendo cada día algo por lo que motivar a las personas para que saquen todo su potencial. Experta en Inteligencia Emocional, Coach y Formadora.
Beatriz Muñoz
Sígueme

Deja un comentario