inseguridades

El sentido del fracaso y la aceptación de uno mismo

¿Tenemos que hacerlo todo bien?. ¿Quién nos marca los tantos?. En la búsqueda de la perfección para conseguir lo que uno quiere, ésa creencia de alcanzar y hacer las cosas de la mejor manera posible si es viable y positiva y nos hace sentirnos bien nos ayudará. El problema aparece cuando nos ponemos metas demasiado elevadas, irreales, aparecen los obstáculos, nos angustiamos, nos sentimos fracasados e inútiles y aparece el miedo al fracaso.

Si comparas lo que tú vales a tus fracasos y tus éxitos no te sentirás digno y con valores reales. El fracaso es productivo ya que a través de él aprendes y sin embargo, ¡tememos tanto al fracaso!. Esquivamos toda posibilidad o experiencia que nos pueda llevar a él. Nos sentimos tan vulnerables ya que todo lo que parezca no tener un éxito rápido hay que evitarlo…

Cuando tememos el fracaso tenemos miedo a lo desconocido, ésa zona que no conocemos que nos llena de incertidumbre y no nos permite aceptar que nos podemos equivocar. Cada fracaso nos enseña algo por descubrir, por explorar, por vivir… encontrándole un sentido a todo lo que hacemos. Hay que darse permiso para ser tal y como uno es, con sus virtudes y defectos y siempre podemos mejorar desde la humildad, el cariño, el amor y la comprensión de nosotros mismos y de los demás.

inseguridades

Por ello, la aceptación, el amor y la autoestima de uno mismo forman parte de los pilares básicos para vivir en plenitud y eliminar ése miedo a realizar lo que uno quiere y desea que le haga desarrollarse y crecer como ser humano.

Cuando somos conscientes de eso y nos aceptamos y queremos podremos superar ése miedo a fallar, ése miedo al qué dirán, no necesitando la aprobación de los demás porque nos valoraremos por cómo somos a pesar de la imperfección. También, nos llevará a aceptar a los demás y no intentar cambiarlos, sino que les aportaremos puntos de vista diferentes en los que apoyarse a pesar de las diferencias.

inseguridades

Busquemos la colaboración, el respeto, la unión, el compromiso, la sinceridad, la autenticidad en nosotros y en los demás… para seguir aprendiendo. Sin fracaso no se aprende nada y puede llevar al éxito si nos muestra el camino a los nuevos descubrimientos ya que como dijo Kenneth Boulding:

“Nada falla tanto como el éxito porque no aprendemos nada de él. Lo único que nos sirve para aprender algo es el fracaso. El éxito sólo confirma nuestras supersticiones”.

Beatriz Muñoz
Sígueme

Beatriz Muñoz

Psicóloga por vocación, apasionada de mi profesión y exploradora del ser humano. Descubriendo cada día algo por lo que motivar a las personas para que saquen todo su potencial. Experta en Inteligencia Emocional, Coach y Formadora.
Beatriz Muñoz
Sígueme

Deja un comentario