Consejos para prevenir el estrés en el trabajo

El estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que se producen diferentes mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante. La situación de estrés se va a producir cuando una persona desea responder a las demandas de su entorno o ambiente, pero percibe que no dispone de los recursos para hacer frente a ésa situación.

Son muchas las situaciones a las que nos enfrentamos en nuestro día a día y en nuestro trabajo, con frecuencia, se presentan momentos de tensión, de malestar, ya sea por imposiciones de gente irrazonable ocupando cargos directivos, compañeros de trabajo desagradables e insensatos que sólo pretenden manipular, sobrecarga de trabajo… ¿cómo podríamos gestionar el estrés constante que podría desencadenar en una auténtica angustia?.

Las respuestas que se producen ante el estrés son principalmente tres: ataque, huida o bloqueo. En nuestro cerebro se activan una serie de hormonas que van a ser las responsables de que nos sintamos agotados, irascibles, perdamos concentración y memoria, invadiéndonos emociones negativas como el miedo, la desesperanza, que si se mantiene en el tiempo va a provocar y desencadenar en depresión y angustia.

Estrés en el trabajo

Hay muchas estrategias que podemos aplicar para prevenir el estrés y generar emociones positivas que nos ayudarán a disminuir los efectos negativos que conlleva el estrés. Te dejo algunas que te ayudarán. ;)

  • Desconecta de la rutina de agitación y de los problemas para equilibrarte a nivel mental, da un paseo de 5 minutos.

  • Planea momentos para no hacer nada aunque sean cortos.

  • Alíate con tus emociones positivas, la risa, la alegría, el sentido del humor y practícalo.

  • Cultiva la conciencia plena, es decir, presta atención al momento presente con una conciencia de no juzgar nada y no reaccionar a los pensamientos o los sentimientos que te puedan pasar por la mente.

  • Fomenta la empatía, ése talismán que potencia y reaviva lo positivo cuando nos ponemos en el lugar de los demás.

  • Respira con el abdomen para conseguir calmarte ante situaciones de enfado o ira.

  • Usa tú imaginación para visualizar hechos o personas en situaciones absurdas o ridículas.

Recuerda que puedes conseguir controlar el estrés, sólo tú decides si ponerte del lado de la desesperanza, de no encontrar salida o poner tú atención en la mejora por buscar la comunicación, en cambiar tu dialogo interno y enfocarte en ésas emociones positivas, para conseguir una actitud que te acerque a tú libertad personal para alcanzar tu bienestar y el de los demás.

Beatriz Muñoz
Sígueme

Beatriz Muñoz

Psicóloga por vocación, apasionada de mi profesión y exploradora del ser humano. Descubriendo cada día algo por lo que motivar a las personas para que saquen todo su potencial. Experta en Inteligencia Emocional, Coach y Formadora.
Beatriz Muñoz
Sígueme

Deja un comentario