Cómo enseñar a la mente y al cuerpo a relajarse ante el estrés

Os voy a exponer una técnica de relajación para que la podáis aplicar y manejar el estrés en la vida ajetreada que llevamos hoy día…hay muchas pero he escogido el Entrenamiento Autógeno, porque creo que prepara a la mente y al cuerpo e induce estados de relajación amplios y eficaces para reducir el estrés crónico. Es decir, enseña a la mente a ejercer su influencia sobre el cuerpo con estados parecidos al del sueño y con sólo representarlo o visualizarlo  se puede conseguir ése estado de relajación.

Las condiciones idóneas para realizar la técnica son en un ambiente tranquilo, con una luz tenue, con ropa cómoda, sentado o tumbado y centrado en pensamientos y sensaciones de calor y pesadez, ya que sólo induciendo esos estados se podría conseguir la relajación inmediata. También un aspecto importante es la “sintonización con el reposo” que es la repetición interior y la concentración de la frase “estoy completamente tranquilo” y los ojos cerrados.

ver005

A continuación os sugiero que lo practiques dos veces al día durante unos tres minutos relajando cada grupo muscular:

Ejercicio 1: El peso (relajando los músculos).

Con la mayor concentración posible, te dices a ti mismo las siguientes frases seis veces y visualizas la parte del cuerpo que vayas a trabajar.

«Mi mano (ó mi brazo) derecha (izquierda, si es zurdo) me pesa mucho«, 6 veces.

«Estoy completamente tranquilo», 1 vez. Muy importante: permaneces sólo alrededor de 3 minutos en ese estado de concentración para cada uno de los ejercicios.

Ejercicio 2: El calor (relajando los vasos sanguíneos).

«Mi mano (ó mi brazo) derecha (izquierda, si es zurdo) está caliente«, 6 veces.

“Estoy completamente tranquilo», 1 vez y permaneces 3 minutos.

Ejercicio 3: Regulación del corazón.

«El corazón me late tranquilo y fuerte«, 6 veces.

“Estoy completamente tranquilo», 1 vez y permaneces 3 minutos.

Ejercicio 4: Regulación de la respiración.

«La respiración es tranquila, algo respira en mi«, 6 veces.

«Estoy completamente tranquilo”, 1 vez y permaneces 3 minutos.

Ejercicio 5: Regulación abdominal.

El abdomen irradia calor, 6 veces.

“Estoy completamente tranquilo”, 1 vez y permaneces 3 minutos.

Ejercicio 6: Enfriamiento de la frente.

La frente está agradablemente fresca, 6 veces.

“Estoy completamente tranquilo”, 1 vez y permaneces 3 minutos.

ver001

Una vez que has aprendido los 6 ejercicios y se han generalizado a las distintas sensaciones de todo tu organismo, se resume de la siguiente forma:

«Estoy completamente tranquilo- el cuerpo me pesa mucho-el corazón me late tranquilo y fuerte-la respiración es tranquila-el abdomen irradia calor-la frente está agradablemente fresca”.

Para salir del estado de relajación:
1. Flexiona y extiende los brazos y piernas varias veces.
2. Realiza varias respiraciones profundas.
3. Por último, abre los ojos.

Y ante cualquier situación imprevista, que te ocasione malestar emocional e inquietud ¿Qué puedes hacer? puedes practicar una relajación parcial; mediante la fórmula: «Los hombros pesan. Estoy tranquilo».

Ahora sólo queda ponerte manos a la obra y a practicar!!! ;)

Beatriz Muñoz
Sígueme

Beatriz Muñoz

Psicóloga por vocación, apasionada de mi profesión y exploradora del ser humano. Descubriendo cada día algo por lo que motivar a las personas para que saquen todo su potencial. Experta en Inteligencia Emocional, Coach y Formadora.
Beatriz Muñoz
Sígueme

Latest posts by Beatriz Muñoz (see all)

Un pensamiento en “Cómo enseñar a la mente y al cuerpo a relajarse ante el estrés

Deja un comentario