Entrena el valor de la voluntad y ve a por aquello que quieres

Cuando comenzamos a darnos cuenta de la importancia del valor que representa en nuestra vida la voluntad, nos organizamos de manera efectiva, tomamos decisiones y elegimos, para después actuar en consecuencia. La voluntad humana es sorprendente y tiene un poder inmenso si hacemos buen uso de ella.

No es el esfuerzo que hacemos una vez en nuestra vida, lo que garantiza el éxito duradero, sino el aprender a usar la voluntad en las decisiones que tomamos en el día a día. Desarrollamos nuestra voluntad si nos comprometemos con nosotros mismos y hacemos lo que decimos, nos respetamos, somos íntegros y fuertes en las decisiones que tomamos. Es una fuerza que se activa en nuestro interior y nos mueve a hacer aquello que sabemos que para nosotros es difícil de realizar y llevar a cabo. Y a pesar de ello, seguimos con determinación, perseverancia, conociendo cómo hacer aquello que queremos y pasando a la acción.

i can

El pasar por este proceso una y otra vez a pesar de las recaídas que podamos tener, es lo que nos hace fuertes para seguir intentándolo una vez más y así vamos entrenando éste poderoso valor que tenemos. Se necesitan pensamientos, sentimientos y acción para conseguir tener ésa fuerza de voluntad que nos mantenga firmes en lo que queremos conseguir. Para ello, os propongo unas pautas que pueden ser muy útiles:

Haz una lista de las ventajas de conseguir el objetivo que te hayas marcado, por ejemplo, si es dejar de fumar: respirar bien, saborear mejor los alimentos, ahorrar, etc.
Refuérzate diariamente con algo, ya sea tomando el té que tanto te gusta, un baño relajante, leyendo, practicando algún deporte…
Reconoce tus capacidades y escribe aquellas actividades que eres capaz de realizar gracias a tus competencias, analiza cómo las utilizas y te sirven de ayuda.
Piensa y habla en positivo, lo que nos decimos impacta a nivel emocional, recuerda que no es lo que te ocurre lo que hace que no tengas voluntad, sino lo que interpretas y te dices, deja de ser duro contigo y genera abundancia.
Anímate y haz el esfuerzo de concentrarte en los beneficios que obtienes por pequeños que sean, pon tu foco de atención en aquello que quieres, que te ilusione, que te motive y piensa en cómo te sentirás cuando lo lleves a cabo.

No te desanimes si lo has intentado una y otra vez, ponte en marcha y no lo intentes hazlo! ;)

“El que fracasa una vez se decepciona y el que fracasa tres veces es un maestro”

 

Beatriz Muñoz
Sígueme

Beatriz Muñoz

Psicóloga por vocación, apasionada de mi profesión y exploradora del ser humano. Descubriendo cada día algo por lo que motivar a las personas para que saquen todo su potencial. Experta en Inteligencia Emocional, Coach y Formadora.
Beatriz Muñoz
Sígueme

Deja un comentario