Huye de la trampa del éxito y sintoniza con lo que te agrada

Nos pasamos la vida preocupados con la idea de que la verdadera felicidad la encontraremos cuando tengamos éxito en nuestro trabajo o cuando gocemos de una situación económica mejor. Esta idea es irreal, pues la mayoría de las satisfacciones de la vida no precisan de grandes realizaciones.

No es necesario tener un talento especial para disfrutar de un paseo por el campo en un día de primavera. No hay que ser “extraordinario” para disfrutar de las caricias de los seres queridos. Se puede pasar bien viendo un partido de fútbol aunque uno no sea un jugador destacado. ¿Cuáles son los verdaderos placeres de la vida que te agradan? ¿La música? ¿El baile? ¿Pasear? ¿Nadar? ¿Viajar? ¿Conversar? ¿Leer? ¿Aprender? ¿El sexo? No hay que ser famoso o un gran jugador para disfrutar de todo eso.

agrados

Cuando te alejas de la idea de que no necesitas de grandes cosas para ser feliz y que por el hecho de hacer las actividades que te den satisfacción encuentras que la vida está llena de oportunidades de disfrutar y sentir plenitud en lo que realizas. Entonces, comienzas a dejar de enfocarte sólo en el trabajo y amplias tu mente para enfocarte hacia el campo más amplio de ricas experiencias que la vida te ofrece.

Esto no quiere decir que el éxito y los logros no sean deseables. Si eres productivo y lo haces bien es satisfactorio y agradable. Sin embargo, no es necesario ni suficiente ser un gran triunfador para ser feliz. No tienes que ganar el amor y el respeto, ni tienes que ser el número uno para sentirte bien y has de conocer el significado de la paz interior y de la autoestima. ¿No te parece sensato? :)

 

Beatriz Muñoz
Sígueme

Beatriz Muñoz

Psicóloga por vocación, apasionada de mi profesión y exploradora del ser humano. Descubriendo cada día algo por lo que motivar a las personas para que saquen todo su potencial. Experta en Inteligencia Emocional, Coach y Formadora.
Beatriz Muñoz
Sígueme

Un pensamiento en “Huye de la trampa del éxito y sintoniza con lo que te agrada

Deja un comentario