Archivo de la etiqueta: control

parada de pensamiento

Aprende a vaciar la mente con la técnica de parada de pensamiento

Es una de las técnicas más eficaces que podemos utilizar. Nos ayuda a detener un pensamiento que nos está preocupando, que nos obsesiona, nos provoca malestar y hará llenar la mente con pensamientos de tranquilidad, neutros, o incluso que nos refuerzan y son gratificantes.

Constantemente nos vemos inmersos en un mundo del que no parece que consigamos desconectar, siendo prisioneros de las preocupaciones y sin conseguir poner la mente en blanco. No se trata de dejar la mente en blanco sino de eliminar los pensamientos que nos preocupan causándonos daño. Sigue leyendo

Miedo

El Miedo: Entenderlo y ponerlo a tú favor

Como decía el famoso historiador romano Tito Livio:

“El miedo está siempre dispuesto a ver las cosas peores de lo que son”.

El miedo, esa palabra que con tan sólo nombrarla nos provoca rechazo y desdicha interior, mueve en nosotros un sentimiento negativo y tiene una razón de existir ya que nos protege y nos alerta de cualquier peligro. El miedo está presente siempre en nosotros desde que nacemos y sólo de nosotros depende que lo tomemos como un aliado para ayudarnos en las situaciones difíciles o podría llegar a convertirse en nuestro peor enemigo.

Podemos llegar a comprender nuestros miedos y familiarizarnos con ellos para vivir con armonía y paz interior. Aunque es imposible poder librarnos completamente de él porque es parte de nuestra naturaleza y se encuentra en nuestro cerebro antiguo. Sigue leyendo

silla y mar

Estrategias para el control y la buena gestión de tus emociones

Las emociones mal gestionadas producen sentimientos intensos que perturban el estado de ánimo, alteran el curso normal del pensamiento e incluso pueden producir alteraciones orgánicas de diversa índole; ya sean dolores de cabeza, tensiones musculares, decaimiento, alteraciones de la piel, etc.

Su origen puede estar causado cuando ocurre un pensamiento o recuerdo, también un acontecimiento o situación y desde el momento en que aparece el estado emocional, se produce una conmoción en el organismo en mayor o menor impacto dependiendo de las circunstancias. Sigue leyendo