Archivo de la etiqueta: hábitos

¡Haz que las cosas sucedan! ¡Se Proactivo!

Os desafío a que en treinta días os centréis en plantearos pequeños compromisos y los cumpláis, que seáis aire fresco, luz, modelos, no jueces o críticos, que seáis parte de la solución y no parte del problema en cualquier dificultad a la que os tengáis que enfrentar.
No miréis a los demás ni a vosotros mismos con voz crítica, en el trabajo, con la familia, en la pareja…cuando cometáis errores asumidlos, corregidlos y aprended de él, no os quedéis con la culpa o acuséis a los demás. Hay que trabajar y hacer esfuerzos sobre lo que depende de uno y sobre las cosas que no dependen desenfocarse.

Si ejercitas tu libertad desde que naces día a día, la irás ampliando y si no lo haces poco a poco la perderás hasta que dejes de vivir y seas “vivido”. Actuaras según el guion escrito que te dieron de niño tus padres, tus compañeros, la sociedad…

Si ves que tus problemas u obstáculos son consecuencia de causas externas a ti ¿tendrás oportunidad de cambio? Hay que aprender a revisar los juicios de valor, el proceso de razonamiento que te das y proporcionar explicaciones generativas, es decir, de responder a una situación sabiendo que está en tu mano la solución para obtener el resultado esperado.
Dice el Saber Popular:

“Atienda sus pensamientos, porque se tornan palabras.
Escoja sus palabras, porque se tornan acciones.
Entienda sus acciones, porque se tornan hábitos.
Estudie sus hábitos, porque se tornan en carácter.
Desarrolle su carácter, porque el mismo se torna en destino.”

– Somos responsables de nuestra capacidad, de nuestra felicidad y en definitiva de la mayor parte de las circunstancias –

 

Relativiza para eliminar conductas indeseables

Cuando se relativiza se analizan los costes y beneficios de una conducta que se desea eliminar porque está siendo perjudicial seguir manteniéndola. Todos tenemos muchas conductas de las cuales nos gustaría no depender.

Sigue leyendo

risa y mente

La risa: el mejor hábito a practicar para beneficiar a tu mente

  • Busca momentos para reírte de forma habitual y explorar ésos momentos que hagan sentirte mejor.
  • Ríete frente al espejo sobre todo por las mañanas para comenzar el día con optimismo.
  • Lee el periódico empezando por detrás y sobre todo lee el chiste o la viñeta.
  • Sigue leyendo

Deportes

Los beneficios para la mente del ejercicio físico y los hábitos para cuidar la alimentación

Toda nuestra vida dependerá de nuestros hábitos y esforzarse en trabajarlos para llevar una vida satisfactoria y buena tanto física como emocional ya que es requisito indispensable en cada uno de nosotros. Aunque somos conscientes de la importancia del ejercicio físico, de la buena alimentación, de dormir las horas necesarias, de no tomar sustancias que nos perjudiquen… no tenemos tan asumido que también existen buenos hábitos a nivel psicológico: saber tener el control de las emociones, tener seguridad, confiar en nosotros mismos, ser flexibles, tolerantes, empáticos poniéndonos en el lugar de los demás desde el corazón, con buen sentido del humor relativizando las cosas que nos pasan, ser asertivos, es decir, sabiendo expresar opiniones propias respetando a los demás ante las diferencias, con habilidades para relacionarnos…

Voy a tratar de exponeros los beneficios de estos dos hábitos tan imprescindibles para la buena salud emocional. Su habitual práctica puede ayudaros a controlar ése mundo emocional que hará que podáis vivir en armonía, equilibrio y paz interior. Sigue leyendo

Hábitos en la inteligencia emocional

Hábitos para desarrollar la Inteligencia Emocional

Conviene que desarrollemos unos hábitos que harán aflorar toda ésa Inteligencia Emocional que forma parte de nosotros ya y que sólo tenemos que poner en práctica:

  • Asumir que nos podemos equivocar. Con frecuencia nos machacamos sin pensar que va unido a nuestra condición de ser humano. Cuando nos equivocamos, nos esforzamos por ver la parte válida y positiva de las situaciones, así nos animaremos a nosotros mismos y disfrutaremos de nuevas situaciones en las que nuestra conducta será más positiva.
  • Aceptar que habrá cosas que no conozcamos o no sepamos hacer. A veces somos muy críticos por éste hecho y es absurdo e irracional pensar que tenemos que saber o conocer todo. Sonríe y di: ¡Perfecto, es lógico, no puedo saber de todo!. A partir de ahí, decide si quieres ampliar tu aprendizaje o dejar a tu mente que se llene de otros conocimientos.

Sigue leyendo